2009

Presentación libro 2009
Presentación libro 2009

Haz Clic para aumentar la imagen

Las enramadas

Altar 2007
Altar 2007

LAS ENRAMADAS

 

Antiguamente, en nuestro pueblo, se celebraba una de las más queridas y entrañables de las fiestas que aun se recuerdan,Las Enramadas.

Esta celebración se realizaba el día del Corpus Christi (60 días después del domingo de Semana Santa y, siempre, en jueves). Este año ha sido el jueves 11 de Junio.

 

¿Y qué son las enramadas? Son coronas hechas de ramas y hojas de Chopo entrelazadas y decoradas con flores (con, por ejemplo Peonías, las flores que actualmente decoran las placas de nuestras calles y que son tan típicas del Río Duratón). En algunas de ellas, y para realzar la belleza de las mismas, también se colocaban caramelos.

 

En esta festividad participaba toda la gente del pueblo, y comenzaba el día anterior cuando todos los mozos bajaban al río a recoger (cuanto antes, mejor, para que nadie se las llevara) las ramas y flores más bellas y, después, formando grupos se reunían en diferentes casas para comenzar a elaborarlas. La mayor ilusión era que la de cada cual fuera la mejor.

 

Una vez finalizado el trabajo y, esa misma noche, las colocaban en los tejados, o bien, en las ventanas de las mozas, cada uno ya tenia pensado a quién quería enramar y, por supuesto, ninguna de nuestras mozas se quedaban sin ella, tanto si tenían novio como si no. A mencionar es que en aquellas casas donde existieran varias hermanas a las que los mozos quisieran enramar, se ponía una más pequeña que otra para que cada una supiera cuál era la suya. Y una vez enramadas todas las mozas del pueblo, se juntaban todos para enramar a la Virgen del Rosario también.

 

Mientras tanto, ellas hacían rosquillas, pero no rosquillas normales, eran rosquillas grandes con cuatro agujeros para introducir los dedos, y decoradas con azúcar y caramelos. Con ello, agradecían o correspondían a aquellos que les hubieran enramado.

 

Al día siguiente, por la mañana, las mozas se levantaban muy nerviosas para ver si las habían enramado y cuán bonita era la que le habían dedicado. Y así es como empezaba la festividad, por la mañana se celebraba una misa y una procesión por el pueblo, se realizaban altares de flores a las puertas de las casas y los suelos se cubrían de flores para el paso de la procesión. Los altares de Flores todavía hoy se siguen realizando para la Festividad del Corpus Christi (En este libro aparece la foto del altar del año 2007).

Por la tarde, todo el mundo se reunía en la plaza y a ritmo de jota segoviana y con la rosquilla de las chicas en la mano, bailaban mozos y mozas. Los músicos eran de confianza, un padre con sus dos hijos de San Pedro de Gaíllos, que alegraban con su música estas fiestas. Tras el baile, la gente del pueblo se juntaba para comer las rosquillas, generalmente, en la “Taberna del Tío Eduardo” situada en la entrada de la plaza viniendo desde la “cuatro calles”.

 

Esta fiesta, las Enramadas, ha debido de ser una de las más queridas de nuestro pueblo, simplemente, por la manera y nostalgia con la que nuestros mayores hablan de ella. De hecho, estoy escribiendo esta historia por la emoción con la que un día me la contó la Tía Petra. (Tía Petra, espero haber reflejado con estas letras el sentimiento con el que aquel día me lo contaste, muchas gracias). Como todos sabéis, ahora mismo tiene 98 años y siendo la persona más mayor del pueblo, todavía expresa con su cara y su sonrisa lo entrañable de aquellos años.

En este pueblo se ha trabajado muy duro pero, ojalá, no se olvide nunca la alegría e ilusión que desde siempre se ha tenido en el ......

 

                                    ¡¡¡ VILLAR DE SOBREPEÑA!!!

 

 

Javier López Barrio

Villar de Sobrepeña "Segovia"

 

Actualizada a  19/11/2018

    

Comparte nuestra web:

Ultimas Noticias